Evita estos Errores si cambias a Ryzen 5000

AMD consiguió lo que hace un par de años parecía imposible, ganar a Intel tanto en rendimiento monohilo y multihilo, como en eficiencia energética y en proceso de fabricación. Los nuevos procesadores Ryzen 5000 de mano de Lisa Su ha conseguido este gran éxito, esto ha impulsado las ventas de estos nuevos procesadores, tanto a la hora de montar nuevos PCs como de cara a actualizar equipos ya existentes.

Si este es tu caso y te has decidido a montar, o a actualizar, tu PC con un Ryzen 5000, has tenido un muy buena idea, antes de que te lances a comprar a lo loco todo lo que necesitas, déjame darte algún consejo de errores que debes evitar. Estos errores en su mayoría, se basan en mitos bastante antiguos que no tienen ninguna base actual, y es algo que pasa desde el lanzamiento de los Ryzen 3000 de AMD.

En caso de que, todavía te quede alguna duda, no te preocupes, déjanos en los comentarios tus dudas y estaremos encantados de ayudarte a resolverla. De hecho, hace poco tuve que renovar mi Pc , y elegí, claramente, un procesador Ryzen 5 5600X  y desde entonces, funciona a las mil maravillas, así que no te cortes, pregunta y podré ayudarte con cualquier duda que te surja.

Compra el procesador Ryzen 5000 que realmente necesitas

AMD Ryzen 9 5950X, 5900X, 5800X y 5600X, análisis: review con  características, precio

Con la salida de las consolas PS5 y Xbox Series X se sabia iban a marcar el futuro de los desarrollos de videojuegos, y que ambas iban a montar un procesador con una CPU Zen 2 de ocho núcleos y dieciséis hilos. Esto hizo pensar que iba a ser imprescindible contar con un procesador similar para poder jugar a los juegos de nueva generación sin ningún problema, pero la realidad es muy distinta a nuestro favor.

Si realmente ambas consolas tienen un CPU Zen 2 con ocho núcleos y dieciséis hilos, pero bastante recortados, con solo 8 MB de caché L3 dividida en dos bloques de 4 MB cada uno, funcionan a una frecuencia baja de 3,5 GHz y 3,6 GHz, no tienen el mismo soporte de instrucciones que un Ryzen 3000 de PC, por lo que en realidad no tienen la misma «potencia» que la serie 3000 con esos núcleos e hilos.

Con esto quiero decir que no debéis obsesionaros con el procesador y querer siempre el mas potente, a la hora de montar o de actualizar vuestro PC. Si tenéis un presupuesto sobrado, adelante, pero seria gastar por gastar, para simplemente jugar con el PC, las características son más que sobradas y la mejor opción en la serie Ryzen 5000 será un Ryzen 5 5600X. Claramente el Ryzen 7 5800X tiene más núcleos y más hilos, y tendrá una vida útil mayor, pero si el uso es jugar, os saldrá más rentable comprar el primero e invertir el dinero que os habéis ahorrado en otro componente.

Pero si vas a utilizar el PC para algo más que para jugar (diseño o stremear) tiene sentido que te plantees montar un Ryzen 7 5800X, pues esos núcleos e hilos extra serán necesarios. Los modelos superiores, como los Ryzen 9 3950X y Ryzen 9 5950X solo tienen sentido si vas a trabajar con aplicaciones con altas cargas de trabajo en una gran cantidad de núcleos e hilos.

No es necesario hacer overclock a un procesador Ryzen 5000

Los procesadores Ryzen 5000 utilizan un modo turbo inteligente que apura al máximo la velocidad de la CPU y la ajusta en función de varios factores:

  • Temperatura.
  • Alimentación.
  • Cantidad de núcleos e hilos activos.

El modo turbo hace ajustes inteligentes y equilibra tanto el consumo como las temperaturas, lo que significa que ofrece el mejor resultado  posible sin tener que hacer sacrificios en materia de eficiencia energética y térmica, es decir, sin disparar el consumo y el calor generado.

Haciendo overclock el procesador estaría consumiendo más energía y generando mucho más calor, algo que no es nada recomendable, y que no merece la pena para ganar muy pocos MHz más en cada núcleo. Por otro lado, hay que tener presente también que al hacer ese overclock, los núcleos quedarían fijos a la misma frecuencia, si superior a la de stock, pero posiblemente no llegarían a la frecuencia mas optima en cada momento como con el modo turbo.

La conclusión es clara, no vale la pena overclockear un procesador Ryzen 5000, y sí, esto es bueno, ya que podemos comprar el procesador, montar un sistema de refrigeración asequible y despreocuparnos de todo.

Procesadores Ryzen 5000 y temperaturas Altas

EL mayor error por desgracia, el mito que los procesadores AMD son auténticos hornos, se resiste a desaparecer, y eso que hoy por hoy no solo no es verdad ni tiene sentido, sino que son más bien los del equipo Azul (Intel) los que tienen problemas de temperatura, especialmente en sus modelos tope de gama, claro es que esto es ahora no cuando se creo ese mito.

Los procesadores Ryzen 5000 están fabricados en proceso de 7 nm, tienen un diseño optimizado frente a los Ryzen 3000 y utilizan una nueva arquitectura, Zen 3, lo que ha permitido a AMD mantener unas temperaturas de trabajo realmente buenas.

Por ejemplo, el Ryzen 5 5600X puede funcionar sin problemas con el disipador que trae de stock, un Wraith Stealth. Funcionando a plena carga, y tras varias pasadas en Cinebench R23, dicho chip se mantiene en unos 80 grados, si algo elevada pero dentro de rango de uso. Importante destacar que es un uso no real, ya que el programa Cinebench R23 es capaz de mantenerlo constantemente al 100% de carga, actualmente ningún juego será capaz de mantener esa carga, y por tanto registrará unas temperaturas más cercanas a la franja de los 60-70 grados en escenarios reales.

Un buen sistema de refrigeración nos permitirá disfrutar de ciertas ventajas al montar un Ryzen 5000, como un menor ruido, unas temperaturas de trabajo inferiores y un modo turbo con un pico máximo más elevado, pero esto no quiere decir que sea imprescindible.

Para los modelos más potentes, como el Ryzen 9 5950X y 5800x, sí es recomendable montar un sistema de refrigeración, para que este pueda desarrollar todo su potencial sin que las temperaturas sea un problema.

La placa base siempre importa al montar un Procesador, pero tiene un límite

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es placa-2-edited.jpg

La placa base importa en cualquier tipo de PC que vayamos a montar, pero siempre dentro de unos rangos lógicos. Realmente, la elección de la placa base dependerá del resto de componentes del equipo. En el caso de los procesadores Ryzen 5000, si vamos a montar un Ryzen 5 5600X , podemos optar por una placa base B550 que ronde entre los 100 y los 150 euros, como la Gigabyte B550M Aorus Elite, por ejemplo, que cuesta 101,89 euros y ofrece un valor muy bueno por ese precio.

Como con la eleccion del procesador, no necesitas lo mejor de lo mejor, la placa base para montar un Ryzen 5000 se debes ajustar a tus necesidades, contar con los conectores y las ranuras de expansión que necesitas y disponer, además, de un sistema VRM que te permita realizar las ampliaciones que tengas previstas. Por ejemplo, la placa base que citamos anteriormente cuenta con un sistema de alimentación de 5+3 fases, mientras que la Gigabyte X570 Aorus Ultra tiene un sistema de alimentación de 12+2 fases.

Claramente una placa base más cara ofrecerá un mayor nivel de prestaciones, de hecho los modelos más caros vienen incluso con Wi-Fi 6 y Bluetooth integrado, pero claro, ¿para tu PC es necesario esas prestaciones? Por lo tanto no siempre vale la pena pagar por ellas, menos aun si no le daras uso. Incluso aunque vayas a montar un procesador de gama alta como el Ryzen 9 5950X, que necesita de un buen VRM, no tendrá sentido que compres una placa base de más de 300 euros.

Los procesadores Ryzen 5000 no necesitan de una placa base extremadamente cara para desarrollar todo su potencial, así que si tienes un presupuesto ajustado no te preocupes, puedes optar por una placa base B550, como hemos dicho, acompañarla de un Ryzen 5 5600X y listo, disfrutarás de una muy buena experiencia de uso.

Memoria RAM y procesadores Ryzen 5000

La memoria RAM ha sido otro de los grandes mitos que se mantienen con los Ryzen 5000, por desgracia, se han ido manteniendo con el paso del tiempo, y han acabado llegando incluso a nuestros días, algo increíble teniendo en cuenta todo lo que ha cambiado la arquitectura Ryzen.

Si vas a montar un procesador Ryzen 5000 y has buscado información, seguro de que habrás leído cosas tan locas como que necesitas memoria RAM a 4.000 MHz, o que es imprescindible que montes módulos de la marca «X», y que debes instalar Sí o Sí cuatro módulos de memoria porque notarás una gran diferencia de rendimiento.

La verdad es que los Ryzen 5000 escalan con la velocidad de la memoria RAM, y también muestran una leve mejoría de rendimiento en casos concretos cuando se utilizan en configuraciones de memoria «dual rank» ocupando los cuatro slots de la placa base, pero esto no quiere decir que sea imprescindible llegar a los 4 GHz, ni que tengamos que comprar Sí o Sí un kit de cuatro módulos. En realidad, con montar un kit de DDR4 a 3.200 MHz CL16 ya nos moveríamos en un nivel óptimo, tanto en términos de rendimiento como en relación precio-prestaciones, si tienes la posibilidad de subir a los 3.600 Mhz mejor que mejor.

Deja un comentario

Estamos en directo! Click aqui!
Volveremos pronto!