Sniper Elite VR “vive y sufre la guerra”

Emoción y sufrimiento con Sniper Elite VR.

La saga Sniper Elite nos ha dado grandes momentos de tensión a la misma vez que diversión, pero lo que he vivido con Sniper Elite VR no tiene nombre. Esa libertad que tienes de matar nazis tú mismo, sin manejar ningún muñeco, nunca fue tan gratificante.

Juegos como Onward que no tiene historia, te hace actuar más a saco, más directo, pudiendo confiar en un compañero que juegue contigo, pero Sniper Elite VR, se centra en una historia para un solo jugador, donde el sigilo o el tiro en el momento adecuado, son factores que pueden ser determinantes para conseguir un objetivo que uno normalmente no suele tener en cuenta.

Disfruté más para lo que está hecho el juego, para ser francotirador.”

No quiero decir que es el juego perfecto, a mi gusto tiene un par de fallos, pero vamos a comenzar con lo positivo de este maravilloso juego hecho por Rebellion.

Estamos ante una historia que se divide en 18 capítulos ubicados en Italia. Somos un anciano que recuerda las hazañas contra los nazis en su paso por la resistencia. Cada capítulo nos llevará a distintas ubicaciones que en si, no son muy grandes, pero los escenarios están bien aprovechados a nivel de estructura, dando una sensación de mayor recorrido.

No sólo vamos a jugar como un francotirador, dispondremos de una variedad de armamento para poder infiltrarnos en distintas ubicaciones nazis, así como el combate a corta distancia, donde un revolver puede ser la solución. Aunque no voy a mentir, disfruté más para lo que está hecho el juego, para ser francotirador.

Habrán infiltraciones que tendrás que contar con el sigilo, ya que el enemigo puede escuchar el ruido que hagas o simplemente te localice al no esconderte bien. Lanzar una botella hacia un lugar para hacer salir a un NPC o disparar en el mismo momento que está haciendo ruido alguna máquina industrial, son detalles que va a hacer que te metas en el papel y lo disfrutes mucho más.

El momento cumbre para mi fue la posibilidad de poder utilizar el Magtube VR con dicho título, la precisión que ganas se nota bastante y si estás con la versión de Oculus Quest 2 o con la de PCVR utilizando el Air Link, la inmersión del juego son palabras mayores.

«Cada plataforma tiene su ventaja e inconveniente.»

Como dije al principio, hay dos aspectos negativos en este juego. El que menos importancia tiene porque luego te adaptas, es el de coger o tocar las cosas, ya que ligeramente cuesta más que otros títulos de realidad virtual, es como si no dieras con el objeto en si. Ahora lo que si vi un poco más grave es la inteligencia de los enemigos, pues me ocurrió que si mataba a un NPC y había otro cerca, se alertaba por un momento y luego como si no hubiera pasado nada.

Ya que hemos hablado de los aspectos del juego, quiero comentar que hay tres versiones del juego, ya que van dirigida a tres plataformas, Oculus Quest, PCVR y PlayStation VR. Cada plataforma tiene su ventaja e inconveniente, pero existe un truco para jugar lo mejor posible que lo comentaré al final.

Comenzando por las Oculus Quest, digamos que es la plataforma donde tienes mayor libertad de movimiento para jugar, sin cables ni ataduras y disfrutar en cualquier lugar, pero gráficamente pierde en calidad gráfica con respecto al PCVR.

Jugando en PCVR podremos obtener la mejor experiencia gráfica, pudiendo observar todo con mejor detalle que la versión de Oculus Quest, pero por norma general, mucha gente que se compra un pc y unas gafas de realidad virtual, es porque son tope de gama y por ello deben usar cable, lo que les resta libertad de movimiento y no poder jugarlo en cualquier parte.

Por último la versión de PlayStation VR, que solo tiene un punto positivo y es el poder disfrutar con el Aim Controller, el rifle de PlayStation. Gráficamente no se acerca al PCVR y también tiene un cable que te limita a la zona, por no contar que los moves no es lo mejor para jugar a la realidad virtual, de ahí que el punto positivo sea el Aim Controller.

La manera de jugar que he preferido es a través del PCVR, con las Oculus Quest y el Air Link, pudiendo optar a la mejor versión y jugar sin cables, aunque es cierto que no te lo puedes llevar a ninguna parte y las Quest o Quest 2, ni las gafas tienen la mejor resolución del mercado, pero es una gran manera de disfrutarlo.

En general el juego es bueno y aunque está lo de la baja inteligencia artificial, no rompe la experiencia del juego, además de ponerte en situaciones metiéndote en el papel como ningún otro título de realidad virtual. A mi modo de ver, es un imprescindible si te gustan los juegos solitarios con objetivos extras que cumplir en cada misión y como no, vivir una historia de guerra como nunca.

Deja un comentario

Estamos en directo! Click aqui!
Volveremos pronto!