Voice of Cards: The Isle Dragon Roars ¡Un clásico nuevo!

El nuevo título de Yoko Taro ha llegado con aspecto clásico e innovador al mismo tiempo. Un título tan increíble y a la vez tan de nicho que quizás no todo el mundo sepa apreciar lo que tiene delante. «Voice of Cards: The Isle Dragon Roars» es la nueva delicia para la vieja escuela, pareciendo una espina clavada que Yoko Taro se quería quitar, aunque en mi opinión con gran acierto.

Lo normal en un artículo hablando de un juego en específico es recomendarlo al final, después de haber dado los puntos claves del juego, pero en este caso te lo digo ya, pilla el juego y reviéntalo. Ahora te voy a decir las cualidades del juego si eres fan del JRPG.

Estamos ante un clásico juego de rol japonés de espada y magia al más puro estilo Final Fantasy (los primeros juegos), cuyo aspecto le da la renovación y originalidad para un título como éste. Estamos ante una historia narrada donde los paisajes, pueblos, mazmorras y personajes son barajas de cartas, pero decir que no es un juego de cartas sino lo dicho, un JRPG por turnos.

“Algo intencionadamente divertido que tiene toda la firma de Yoko Taro.”

«Un mundo a explorar»

Al mismo tiempo que vamos avanzando se dan la vuelta las cartas descubriendo zonas, lo que implica averiguar poblaciones, mazmorras, personajes, objetos o eventos. Decir que los combates son aleatorios y saltan de vez en cuando, algo que quizás eche para atrás a algunos debido al anticuado sistema (A mi me encanta). En los pueblos tendremos lo clásico como la tienda de pociones, la tienda de armamento o la típica pensión para dormir y recuperar vida.

Podremos hablar con la gente y preguntar al libre albedrío para averiguar información del objetivo en curso, algo que me sorprendió en este juego, aunque pienso que es la parte más floja. También hay eventos que saltan de manera aleatoria, ya sea para ayudar a una persona o a un monstruo, y con ello ganar unos puntos extra de subida de nivel que necesitarás para algunos jefes de zonas. Ojo que los eventos quizás no se produzcan si no sacas el número adecuado con el dado.

Con una historia clásica y directa el juego es narrado, ya sea en inglés o japonés, con gran acierto en el guion, acompañando y comentando al jugador sus movimientos ya sea en un combate o caminando por los escenarios. Tiene su toque de humor y muchas veces rompe la cuarta pared hablándote directamente. Eso si, los personajes también tienen su propia voz doblada en inglés o japonés, pero no sufras que el juego está subtitulado en español.

«Los eventos quizás no se produzcan si no sacas el número adecuado con el dado.»

En cuestión de personajes los tenemos variados como los tipo magos, bárbaros, arqueros o caballeros, aunque sin decir qué, sufriremos un troleo al principio con los protagonistas, algo intencionadamente divertido que tiene toda la firma de Yoko Taro.

Al subir el nivel de los personajes aprenderemos ataques que deberás elegir cuidadosamente, para crear tu estrategia de combate. También aprenderás unos estados beneficiosos que te harán la vida algo más fácil, ya sea durante o al acabar el combate, pero tampoco esperes la panacea. Eso si, lo puedes combinar con los estados beneficiosos de los anillos que pueden llevar los personajes.

En apariencia el aspecto del combate parece sacado de una partida de cartas reales, pero al poco que empiezas ves las opciones del clásico RPG por turnos, con maná en forma de piedras para los ataques más potentes o la elección de objetos en tu inventario, limitado a un número específico.

Quitando la narrativa, otro componente potentísimo es la banda sonora, algo magistral que hace recordar a Nier Automata y que acompaña de manera perfecta cada suceso del juego. Y con esto quiero decir que todo te va a recordar a Yoko Taro, porque incluso el desenlace de la historia es muy suyo.

La duración del juego oscila entre las 9 y 12 horas, pero si vas al 100% puede que añadas un par de ellas. No obstante hay una sorpresa cuando acabas el juego que va a tenerte pegado a la pantalla. Un plus que quiero añadir es que si lo juegas en Nintendo Switch puedes disfrutarlo de manera táctil, ya sea con el dedo o un lápiz apto para la consola de la gran N. También se puede jugar en PlayStation 4 y PC.

A mi gusto es una pequeña gran sorpresa de 2021, que posiblemente vaya a envejecer bien pero también quede como juego de culto y/o nicho.

Deja un comentario

Estamos en directo! Click aqui!
Volveremos pronto!